¿Cómo crear contenido que genere confianza en tu marca?

Respirá profundo, abrí tu mente e intentá grabar esto en tu memoria: hoy en día NO basta con exponer tu marca. Los días en que el posicionamiento con base en la repetición exhaustiva de tu nombre era el camino por seguir sí o sí están llegando al ocaso.

Nada de qué sorprenderse en realidad: en un mundo virtual en el cual flotan en internet docenas de empresas que se dedican a lo mismo que tu negocio, queda claro que formar parte de la vitrina digital no es suficiente.

Quienes logran no solo destacarse del resto, sino que consiguen constituirse como una marca de confianza en el mundo digital (y lo que es más importante, en el mundo real) son quienes habrán llegado a la meta final de sus estrategias de marketing.

Entonces, ¿qué debemos hacer para alcanzar ese horizonte donde nuestra marca brillará con la confianza de nuestros clientes? ¿Cuál contenido debemos publicar?

La gente confía en la gente

 

En el mundo en general la gente tiende a identificarse con la gente y, eventualmente, confiar en la gente. Sobre todo en redes sociales, donde todo se trata de seres humanos.

Por lo tanto, para ser exitoso, el contenido que se genere acerca de tu marca debe contar con un rostro humano.

Pensemos por un momento en Steve Jobs y Apple. Para quienes vieron en el cerebro de Apple, con toda su vida y milagros, un ejemplo por seguir, Steve Jobs se convirtió no solo en un punto de asociación, sino en la esencia misma de la marca. Un personaje en el cual creer y cuya marca merece, consecuentemente, confianza y lealtad.

¿Cómo darle un rostro humano a tu marca?

Darle un rostro humano a tu negocio no significa necesariamente contratar a una persona reconocida para que sea la vocera de tu producto. En el entorno digital, ese binomio puede ser percibido como inauténtico y, en redes sociales principalmente, la audiencia exige transparencia y honestidad. 

Así que, evidentemente, el rostro humano tiene que salir de tu propia compañía. Para eso, a tu alrededor están varios seres humanos que se ponen la misma camiseta y están para ayudarte a que tu negocio crezca: tu equipo de colaboradores. 

Si lo tuyo no es escribir blogs, muy probablemente en tu equipo habrá alguien lo suficientemente apasionado y bueno para escribir artículos sobre tu marca desde su punto de vista personal. O, quizás, hay alguien con buena locución e imagen, que sea capaz de brindar información útil a través de un vlog. ¿O qué tal crear un hashtag en Twitter para uno de tus colaboradores y que dedique 30 minutos del día a contestar preguntas sobre tu marca o área de negocio?

Estrategias puede haber tantas como tantas habilidades tengan los miembros de tu equipo. Así se dará un rostro humano al contenido, una clave importante para generar confianza hacia la marca.

La ventaja de asumir esta técnica es que la gran mayoría de la competencia no está dispuesta a implementarla porque, hasta el día de hoy, mucha gente insiste en hacer marketing tradicional en un mundo digital. Sin embargo, el panorama está cambiando, cada día, de manera que el camino hacia la meta está despejado en esa área.

Por lo tanto, es tan solo tu decisión si vas a seguir por la senda tradicional o por una más humana, que logre ganarse la confianza y la lealtad de tus clientes.