Experto se une al reto de colocar a Costa Rica en la vanguardia virtual de la educación superior

El Dr. Óscar Aguer, rector de la Red Ilumno y vicepresidente de Whitney International, impartió este mes la conferencia "Retos y cambios de la universidad hacia el futuro", una propuesta que pretende facilitar las respuestas que el gremio de la educación superior está buscando como parte de la evolución de una sociedad de la información, hacia una sociedad red donde los seres humanos estamos interconectados de manera virtual.

La necesidad de compartir los más de 23 años de amplia experiencia en el campo de la administración de empresas, negocios y enseñanza virtual del Dr. Aguer por medio de esta charla, nace de su preocupación por las universidades que no se adapten a esta sociedad red, pues, según él, difícilmente van a ser sostenibles.

Para lograr el éxito de esta campaña de educación se creó el concepto “universidad del futuro”, aquella que apueste claramente por el cambio, sitúe la calidad y al estudiante como prioridad en sus estrategias e incorpore las tecnologías de manera eficiente en los procesos de gestión, planes de estudio y desarrollo de la docencia e investigación.

“Para ello, se debe iniciar con un cambio de mentalidad de todos los agentes implicados en la universidad con un nuevo liderazgo de competencias y así, hacer frente a los nuevos retos”, comentó el Dr. Aguer.

De acuerdo con el especialista, el mayor de estos retos tiene que ver con la internacionalización de las universidades, que va ligada a tres grandes ejes: inclusión y democratización; crear alianzas, entender los diferentes mercados y tener un plan estratégico acorde a esta globalización; y poder expandirse con otros centros educativos en los diferentes mercados regionales y continentales.

Evolución de la educación

De acuerdo con el rector de la Red Ilumno, cada día se dice más que la educación, como fue concebida desde la revolución industrial, ya no es viable. “En el futuro, las universidades se enfocarán más en el aprendizaje que en la enseñanza, los jóvenes aprenderán a aprender y también a desaprender. Por lo tanto, elementos que hoy percibimos esenciales como los docentes, la infraestructura misma o los administrativos, pasarán a ser complementarios”, agregó.

Según las estimaciones de Aguer, “los títulos tendrán fecha de expiración, por lo que la gente estudiará más de una carrera, con diversos grados de especialización”. Enfatiza que la matrícula universitaria estará en gran parte compuesta por programas de educación continua y reconversión profesional, además de los grados y posgrados, y los currículos académicos estarán en constante actualización y su modernización será muy expedita.

El sistema en Costa Rica no es la excepción al cambio y aún está muy regulado; tiene sus normativas y aquí reside, según el especialista, la limitación de expandirse a otros países y realizar las alianzas con universidades de la región y fuera de ella que tanto se recomiendan.

Mientras que salen a la luz nuevas herramientas para la enseñanza superior, apadrinadas por la tecnología, que prometen ofrecer directrices de gestión académica capaces de identificar y apoyar a los buenos estudiantes de cualquier parte del mundo, estos esperan que sus profesores dispongan de una movilidad e investigación internacional y que su formación sea constante a lo largo de la vida.

Un aspecto que el Dr. Aguer considera de suma importancia destacar es que, en el marco de la globalización, mientras existen empresas e instituciones que han avanzado más rápido, el sector educativo ha sido más lento en reaccionar.

“Curiosamente la universidad o la educación superior es de los últimos sectores que todavía no se han internacionalizado ni globalizado. Más del 95% de las universidades que hoy que existen en el mundo todavía son locales”, acotó.

Hoy existe por primera vez una deslocalización de la universidad que empieza a internacionalizarse y aquellas que no lo logren serán absorbidas o desaparecerán. La universidad hoy tiene que ser mucho más competitiva, autosostenible y con un portafolio acorde a lo que las empresas están exigiendo a sus colaboradores.

Contacto editorial

Sarah Beirute: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mariana Marín: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.