El agua y la leche celebran la importancia de la sana hidratación

 

Los médicos recomiendan tomar aproximadamente ocho vasos diarios de líquido que hidrate nuestro organismo que está compuesto cerca de un 80% de agua, para mantenerlo saludable.

A pesar de que esta práctica nos la enseñan desde los primeros años de vida, muchas personas no la cumplen, desestabilizando la mayoría de las funciones corporales que están ligadas a este líquido. Este 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua y es importante recordar la fecha haciendo conciencia acerca de lo vital que significa su consumo, así como el de otros líquidos.

Según la Doctora en Nutrición de Dos Pinos, Milagro Mora, cerca del 60% del peso de nuestro cuerpo está conformado por agua. Para un adulto, la hidratación adecuada consiste en consumir entre 2000 y 2500 ml de líquido diario, es decir, de ocho a 10 vasos. Estos requerimientos deben aumentar cuando se realiza actividad física, se está enfermo o si la temperatura del ambiente está muy alta.

De acuerdo con la especialista, la ingesta sugerida de líquido puede estar conformada por al menos cuatro vasos de agua y el resto de leche, tés, sopas, frescos naturales preferiblemente sin azúcar y frutas.

A propósito de esta gama de opciones, una investigación de la Universidad de McMaster, en Canadá del 2013 arrojó que, en el caso de los niños, la leche los hidrata mejor que el agua y que las bebidas energéticas y reemplaza el sodio perdido a través del sudor ayudando al cuerpo a retener mejor los fluidos.

Las propiedades de la leche la hacen especial para hidratar a los menores, debido a su contenido líquido y a su aporte de una gran variedad de vitaminas y minerales. De acuerdo con Mora, el efecto es aún más positivo con las leches saborizadas, gracias a su contribución de carbohidratos que ayudan en la recuperación.

¿Cómo reconocer si está deshidratado?

• Orina poco, no orina u orina de un color más oscuro de lo normal.
• Su boca está reseca.
• Se siente cansado o somnoliento.
• Al presionar un dedo sobre la piel, queda marcado por un corto tiempo.
• Tiene sed extrema, dolor de cabeza, confusión, siente vértigo o mareo. (Nivel de deshidratación severo)
El azúcar en las bebidas

Tal y como lo explicó la especialista Mora, el líquido también se puede obtener de los frescos, sin embargo, hay que tener cuidado a la hora de escogerlos y medir las cantidades.

Existen bebidas comerciales con grandes contenidos de azúcar que podrían propiciar un desbalance en la ingesta de energía o de carbohidratos simples, y por ende, repercutir en un mayor riesgo de sufrir de sobrepeso o diabetes.

Entidades de la salud recomiendan que el consumo de azúcares simples no debe representar más del 10% de la energía total consumida. Por ejemplo, una persona que debe ingerir 2000 kcal al día, no debe consumir más de 10 cucharaditas de azúcar, es decir, más de 50 gramos, porque cada cucharadita contiene cinco gramos de azúcar.

Consideremos algunas opciones de bebidas y su contenido de azúcar en gramos por vaso de 250 ml:

Disfrute al hidratarse consumiendo agua, leche y otras opciones, como tés y aloe, y asegúrese del buen funcionamiento de su organismo.

Contacto editorial:

Mariana Marín Castillo

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Teléfono: 22054097